A golpe de bosón

El bosón de Higgs: esa partícula mucho más que pequeña que da sentido a la existencia de la materia y que nos ha tenido curiosos y embelesados durante semanas. Más de medio siglo llevaban los científicos tratando de darle caza, de “teorizarlo”, y a principios de este mes al fin anunciaron resultados satisfactorios, pero: ¿por qué ahora?

Probablemente por muchas razones, pero en estos momentos quiero centrarme en dos: por un lado, el descubrimiento es resultado de una potente iniciativa europea en la que trabajan investigadores de todo el mundo y, por otro, buena parte del éxito del proyecto se debe a la alianza entre actores de diversa naturaleza (universidades, centros de investigación, empresas, Gobiernos).

Todo ello, en un marco sazonado por otros ingredientes clave: esfuerzo, cooperación, motivación, investigación aplicada, sofisticación tecnológica, creatividad; en definitiva, en un contexto decididamente orientado a la innovación.

Este “caso de buenas prácticas” nos ofrece algunas pistas acerca de cómo deberíamos proceder para comprender mejor el escenario mundial actual y definir un modo renovado de actuar en nuestro ámbito de la cooperación internacional para el desarrollo.

En un mundo que empieza a escribirse con una tipografía diferente, el desarrollo se enfrenta a desafíos de nuevo cuño, a los que la cooperación internacional ha de dar respuesta desde una doble perspectiva: la realización de diagnósticos certeros del nuevo contexto y el desarrollo de metodologías y herramientas que permitan hacer frente a las demandas identificadas en ese nuevo escenario. Este momento de inflexión requiere una profunda revisión de nuestra forma de interpretar la realidad y de actuar sobre ella, en una coyuntura de disminución de recursos que en algunos países, como España, se vive de manera especialmente intensa.

Por eso, todo esfuerzo de análisis y renovación pasa inevitablemente por el refuerzo de estructuras de participación y por la incorporación  de criterios de innovación a nuestro trabajo diario. Y para consolidar nuestros pasos en esta dirección, en la Fundación CIDEAL estamos poniendo en marcha un laboratorio de innovación desde el que pretendemos profundizar en el desarrollo de nuevos enfoques y metodologías prácticas en cooperación internacional. Una incubadora de ideas centrada en áreas concretas y abierta a la participación para compartir experiencias, reflexiones e inquietudes. Los avances alcanzados serán además puestos a disposición de los distintos actores del sector a través de diferentes canales (redes sociales, cursos, talleres, publicaciones y asistencias técnicas específicas, entre otros).

No sin cierta sensación de vértigo, vamos haciéndonos a la idea de que el mundo últimamente se ha convertido en un potentísimo acelerador de partículas que coexisten, chocan, interactúan… Desde el sector de la cooperación no podemos permanecer en la estela del cambio, debemos escalar posiciones, a golpe de bosón, para tratar de situarnos en puestos de pilotaje. Innovación, colaboración mutua y determinación para ponerlo en práctica. No cabe otra receta en estos momentos.

Manuel Gómez Galán
Director general de la Fundación CIDEAL

Facebook: https://www.facebook.com/manuel.gomez.galan
Twitter: @MGGalan

Anuncios

4 pensamientos en “A golpe de bosón

    • Te agradezco mucho tus palabras. No sé si nos conocemos personalmente,
      pero en cualquier caso te mando un saludo muy cordial.
      Manuel

  1. Manuel das en el clavo Me han encantado tus comentarios . Cuenta conmigo para ese laboratorio de ideas CIDEAL , Lola Martin Villalba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s