Egipto y la voluble inercia del cambio

Los mercados no dejaron de oler a especias en El Cairo. Los cláxones no dejaron de atronar insistentemente. Y aún reposa la ciudad a orillas del Nilo, frente a la enigmática mirada de la célebre Esfinge, como ha sido siempre…

Sin embargo, algunas cosas sí han cambiado desde que en enero de 2011 una población sedienta de cambio reclamara, desde la ya mítica Plaza Tahrir, un giro político e institucional que derribara los antiguos andamiajes del poder y diera paso a que en su lugar se alzaran nuevas estructuras más igualitarias, transparentes y democráticas. Algo se ha movido en Egipto desde aquellos primeros brotes que anunciaban una primavera intensa.

Efectivamente parece que, aunque a ritmo intermitente, a iniciativa de la propia ciudadanía se van abriendo fisuras de calado en el discurso tradicional, una brecha que la sociedad y sus organizaciones e instituciones deben apuntalar con firmeza. Y a ello pretendemos contribuir con nuestros proyectos en la región. Por ejemplo con nuestro trabajo en Helwan, un Gobernorado anexo a El Cairo que ha sufrido con especial intensidad la sacudida de la pobreza. Allí hemos puesto en marcha un proyecto que pretende involucrar a actores locales que, por la naturaleza de su trabajo, inciden directamente en el ejercicio de los derechos de las mujeres. El objetivo es que el personal de las instituciones públicas relacionadas con la mujer, así como abogados, líderes religiosos y miembros de otras organizaciones sociales aumenten sus capacidades técnicas y su conocimiento acerca de los derechos de las mujeres y los instrumentos previstos en la legislación egipcia para protegerlos.

En paralelo, el proyecto se dirige también a las propias mujeres y a los jóvenes. Así, está previsto llevar a cabo, a lo largo de los próximos dos años, un programa de capacitación profesional con apoyo técnico y material para la puesta en marcha de iniciativas individuales o cooperativas destinadas a promover la generación de ingresos. Además, se han organizado programas de debate e información sobre derechos de las mujeres, igualdad de género y sobre la importancia de asumir un compromiso social con la lucha contra todas las formas de violencia hacia las mujeres. Para ello, además, se han organizado servicios de asesoría legal y asistencia en el acceso a sus derechos administrativos, así como un programa de escucha y atención psicológica para las mujeres de la zona que afrontan situaciones de violencia en el ámbito familiar.

Algo se ha movido en Egipto, y es tiempo de dirigir adecuadamente la inercia del cambio para consolidar los logros alcanzados y mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos.

María Tarancón

Fundación CIDEAL en Egipto

Anuncios

Un pensamiento en “Egipto y la voluble inercia del cambio

  1. Pingback: Egipto y la voluble inercia del cambio | Un poco del mundo para Colombia | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s