El delta del río Saloum: un paraíso en peligro de extinción

El delta del río Saloum, en el sur de Senegal, es un paraíso del tamaño de la ciudad de Londres. Compuesta por más de 200 islas, canales de agua y un rico ecosistema, esta zona está sufriendo una acelerada degradación a causa del cambio climático, lo cual conlleva serias consecuencias para la población.

River Boat, Manglares.

En 2011, la UNESCO declaró el delta Patrimonio de la Humanidad, y realizó numerosos llamamientos a la comunidad internacional solicitando acciones que eviten que la situación se vuelva irreversible.

Durante miles de años, la población de la zona ha vivido en el delta, manteniendo un esmerado equilibrio con el entorno. Actividades como la pesca, la agricultura, la apicultura, la ganadería o la recogida de moluscos han sido tradicionalmente fuentes de alimentación y de ingresos para las familias. Pero los cambios en los factores climáticos están haciendo cada vez más difícil su subsistencia. En menos de una generación, la pluviosidad ha descendido más de un 30% y la temporada de lluvias se ha retrasado casi dos meses. Hectáreas de bosque están muriendo por la salinización de la tierra y se han perdido grandes áreas de manglar, fundamentales para la biodiversidad de la zona y para la existencia de especies vitales para la población.

Sin apoyo externo, la población sólo encuentra dos alternativas: la emigración a la capital o a Europa y la sobreexplotación de los recursos naturales, como la pesca de peces inmaduros, la tala de bosques o la recogida masiva de moluscos y crustáceos durante la veda, contribuyendo así a incrementar la degradación medioambiental.

En este contexto, la Fundación CIDEAL inicia un proyecto en tres pueblos del delta centrado en dos áreas de actuación principales: la reforestación de manglares y repoblación de su fauna, y la puesta en marcha de medios de vida alternativos para la población, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Con este proyecto CIDEAL, junto con las autoridades locales, y con la co-financiación de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional (AACID), pretende generar condiciones que permitan a la población de la zona permanecer en sus hogares, proporcionando una situación económica estable a través de la puesta en marcha de diversas actividades generadoras de ingresos como la creación de huertos orgánicos, la transformación de pescado o moluscos, la cría de abejas o la producción de miel, entre otras

Esto se complementará con la reforestación y repoblación de 10 hectáreas de manglares y con la implementación por parte de las autoridades y la población local de sistemas de gestión medioambiental que garanticen para el futuro un uso respetuoso y sostenible de los recursos.

Por Iván Durán
Técnico de Proyectos de la Fundación CIDEAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s