Trabajando con las organizaciones vietnamitas para mejorar la situación de los más desfavorecidos

A pesar de los avances experimentados en las últimas décadas, Vietnam sigue siendo uno de los países más pobres del mundo, con una renta per cápita que no supera los 1.500 USD y un IDH que lo sitúa entre los 60 países con menor índice de desarrollo humano. En cuestión de educación y salud, Vietnam se sitúa a la altura de países de renta medio-alta, sin embargo, el 20% de su población sigue viviendo por debajo del umbral de pobreza, lo cual afecta especialmente a la población rural y las minorías étnicas, que, con cerca de 12 millones de habitantes, representan el 13% de la población.

vietnamEn temas de salud, el país ha experimentado mejoras muy significativas en los últimos años, especialmente en los campos de vacunación infantil y en la puesta en marcha de programas preventivos contra la malaria o la tuberculosis, ámbitos en los que ya se han alcanzado las metas fijadas en los ODM. Sin embargo, el sistema de salud sigue enfrentando retos significativos y depende en gran parte de la ayuda externa, que representa en términos globales el 50% de la inversión presupuestaria del Gobierno, siendo una fuente de financiación esencial.

La malnutrición, que sigue afectando a 8 millones de habitantes; los altos índices de aborto —es el país con datos publicados que presenta mayor porcentaje de abortos en mujeres con edades comprendidas entre los 14 y los 44 años—; la mortalidad materna y la selección de género al nacer, son los principales problemas que enfrenta el país, afectando especialmente a las minorías étnicas que se concentran en las regiones montañosas del Norte, Noroeste y Norte-Centro. La deficiencia en la provisión de servicios y la baja inversión del Gobierno en estas zonas, unido a la insuficiente información y sensibilización en materia de salud reproductiva entre las minorías étnicas, su bajo nivel educacional y los escasos recursos existentes, agravan una situación que es foco de atención prioritaria de algunos de los principales donantes y ONGD que operan en el país.

Para mejorar la situación de estas poblaciones, en cinco de los distritos de montaña más pobres de la provincia de Thanh Hoa, en la región Norte-Centro, trabajamos desde 2011 en el marco de un proyecto apoyado por la Unión Europea. Para ello, y previa capacitación de una de las organizaciones sociales más representativas de la provincia, hemos co-formulado cinco proyectos que empezaremos a ejecutar en 2015 destinados a mejorar el acceso a los servicios de salud reproductiva y planificación familiar de más de 1.000 mujeres de las etnias Thai, Muong y H’mong.

A través de la capacitación del personal médico que da cobertura a estas zonas, la sensibilización y la creación de espacios para el diálogo y el intercambio de experiencias entre mujeres en edad reproductiva, la propaganda en los medios de comunicación y el despliegue de unidades móviles de salud en coordinación las autoridades locales, estos proyectos contribuirán a reducir los ratios de aborto, la mortalidad materna y la transmisión del sida de madres a hijos en los distritos de Quan Son, Quan Hoa, Lang Chanh, Muong Lat y Nhu Xuan, creando las bases para su posterior réplica en otros distritos próximos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s